El comercio del libro antiguo - Francisco Asín Remírez de Esparza
El comercio del
libro antiguo

Francisco Asín
Remírez de Esparza

“We cannot stress enough how important is to understand that the physical condition of a book – how worn or, hopefully, unworn it is – has a large impact on its value. In real estate, it may be ‘location, location, location’; in book collecting it is ‘condition, condition, condition.'" - Allen & Patricia Ahearn – Preface to Collected Books (4th edition, 2011)

La cosa más importante a tener en cuenta cuando se quiera estimar el valor de un libro es recordar que la condición en que éste se encuentra lo es todo.

Cuando se trata de precios, un libro que puede costar 500€ en buenas condiciones puede llegar a no valer prácticamente nada si presenta un estado mediocre. También es importante tener en cuenta que la antigüedad y el valor económico de un libro no siempre van de la mano. Una biblia de 150 años que ha sido conservada generación tras generación puede que sea una reliquia con gran valor sentimental para la familia propietaria pero para un coleccionista o un vendedor de libros puede ser, simplemente, otro libro muy manoseado.

Cuando decida ponerle un valor a su colección, debería preguntarse por qué está haciéndolo. Es decir, ¿lo hace por diversión, para vender los libros, o por con el propósito de asegurarse? Independientemente del porqué, existen diferentes formas de averiguar el valor económico de un libro.


Tasar a través de internet.

Hoy en día, internet es una herramienta muy poderosa para el comprador de libros. Puede navegar por los catálogos de miles de libreros de todo el mundo y obtener una visión general del precio de venta fijado para ciertos libros y ediciones particulares (y puede hacerlo en segundos). La búsqueda avanzada de IberLibro es un método estupendo para obtener estimaciones aproximadas de los precios de algunos libros.

Sin embargo, cuando se trata de tasar un libro debe de ser cuidadoso a la hora de explorar los catálogos online. La cosa más importante que debe recordar es que cuando realiza una búsqueda en IberLibro (o en cualquier sitio web similar) los libros que van a mostrarse son aquello que aún no se han vendido. Por lo tanto, sólo porque esté escrito que un libro cuesta 4000€ no significa necesariamente que ese sea su valor y que, por lo tanto, que se venderá por ese precio.

En definitiva, los mercados online para libros raros, antiguos y de colección son una gran herramienta para obtener una estimación aproximada del precio de una obra. Sin embargo, debe recordar que los precios suben y bajan de acuerdo con la popularidad, demanda, escasez o tendencias del mercado de libros de colección.

 

Tasadores profesionales

Un tasador de libros profesional es un especialista en libros poco común. Lo más probable es que sea un librero especializado en fijar el precio de los libros raros o antiguos. Puede ser contratado para ofrecer una recomendación imparcial sobre el precio que se debe asignar a un determinado libro y le dirá sinceramente el precio que se espera de sus libros de acuerdo con el valor de mercado.  La mayor parte de las veces es contratado cuando se quiere determinar una colección de libros para asegurarlo o para que surta efectos tributarios. También son necesarios a la hora de tasar una colección con el fin de incluirla en un testamento o de tasar el valor de una propiedad. Además, a veces, simplemente se les contrata  porque un coleccionista quiere una estimación precisa del valor de sus libros. Hay que tener en cuenta que llevar los libros a un librero no es lo mismo que contratar un tasador profesional. Este último está obligado a dar su mejor estimación del valor de la colección de acuerdo con el coste del mercado; sin embargo, un librero le dirá simplemente lo que él estaría dispuesto a pagar por un determinado libro.

Listas de subasta o catálogos

Catálogos y listas de artículos vendidos en subastas son publicados de vez en cuando. Para un coleccionista que pretende tasar sus libros sin la ayuda de un tasador profesional, rastrear los precios pagados en los últimos tiempos por una copia similar a la que posee es, probablemente, la mejor forma de estimar el valor de un libro. Algunas casas de subastas que publican sus catálogos online son Soler y Llach, El Remate Subastas y Durán Subastas.