La situación político-social de finales del XIX caracterizada por la pérdida de Cuba en 1898 condiciona la literatura de toda una generación, conocida como la Generación del 98 o la "generación perdida".

Formado por escritores nacidos entre 1864 y 1875, este grupo de intelectuales reunidos en cafés y ateneos y guiados por Miguel de Unamuno se caracteriza por una literatura con espíritu de protesta y de profundo amor por el arte que supone una ruptura con todo lo anterior .

Baroja, Maeztu, Valle-Inclán, Rubén Darío, Azorín, Benavente… representan una generación de plumas con una formación intelectual basada en el autodidactismo que se rebela contra el anquilosamiento de la generación anterior. Asimismo, las doctrinas revolucionarias como el marxismo o el socialismo presentes en la sociedad tienen su reflejo en la vida y las páginas escritas por estos autores como síntoma de inconformismo y deseo de cambio promovido desde círculos intelectuales.

Títulos como En vísperas de la tragedia, Hacia otra España, Del sentimiento trágico de la vida o La rebelión de las masas son muestra y anticipo de una nueva etapa marcada fundamentalmente por la contraposición entre dos ideologías cuyo enfrentamiento desembocará en una guerra civil. Un hecho que a su vez dará paso a una literatura centrada en la experiencia de la guerra y en los sentimientos que de ella se derivan. Así, mediante esta selección IberLibro le ofrece la oportunidad de conocer mejor cuáles fueron las razones y consecuencias de la contienda.



Ramiro de Maeztu

Pío Baroja

Ortega y Gasset

Joaquín Costa

Ángel Ganivet

Y tú, ¿qué libros añadirías?