Aldo Manuzio nació en Bassiano en el año 1449 y falleció en Venecia en el año 1515. Se dice de este impresor y humanista italiano que es el creador del libro moderno, que desde 1495 hasta 1515 diseñó y dio vida al libro tal y como lo conocemos hoy en día. Sus ediciones superaban a las de aquella época, las cuales se encontraban en textos manuscritos, fragmentados, plagados de errores y dispersos por las bibliotecas privadas de media Europa.

Aldo cursó estudios de letras en Roma y posteriormente en Ferrara, recibiendo una sólida formación y conocimiento de las lenguas clásicas y autores que escribían en latín y griego. En 1482 se mudó a la ciudad de Mirandola con su amigo y compañero de estudios Giovanni Pico. Posteriormente Pico se trasladó a Florencia, dejando en manos de Manuzio la tutoría de sus sobrinos Alberto y Lionello Pío, príncipes de Carpi, el primero de los cuales proporcionó a Aldo tierras en y fondos para iniciar un taller de impresión.

Más tarde, Aldo se mudó a Venecia, donde empezó a dar forma a su proyecto de publicar el mayor número posible de libros de gran calidad y a bajo coste, para llevar la cultura clásica al alcance de todos. Con tal finalidad, introdujo cambios importantes en la configuración tradicional de los libros hasta la fecha. Cambios como la adopción del octavo en el formato de los libros o utilizar pasta de papel o cartón para sus encuadernaciones, resultando así ejemplares menos costosos y más fáciles de distribuir. Además, introdujo la tipografía Aldina (hoy conocida como itálica o cursiva), la cual estrechaba los rasgos de cada letra y las inclinaba hacia la derecha para aprovechar mejor el espacio. Destacaban en sus ediciones la elegancia de sus tipos de imprenta y las ediciones de libros clásicos en formato manejable, hoy más conocidos como libros de bolsillo.

La primera edición que pasó por sus prensas fue la gramática griega (1494, primera edición aldina). Más tarde imprimiría también diccionarios y gramáticas, tanto en griego como en latín, para ayudar a la gente a interpretar los libros que editaba. Entre los trabajos más relevantes de Manuzio cabe recordar su edición de las principales obras de Platón y Aristóteles, del teatro de Eurípides, comedias de Aristófanes y los ensayos de Plutarco. Además de clásicos en latín e italiano como la colección de textos de Poliziano, la Divina comedia de Dante o los poemas de Petrarca.

Su logo era un ancla rodeada por un delfín y su lema “Festina Lente” (apresúrate lentamente), lo cual indicaba su rapidez combinada con la firmeza en la ejecución de sus proyectos.

Manuzio se casó con Maria, hija de Andrea Torresano de Asola, quien ya había comprado la imprenta de Nicolas Jenson de Venecia. A partir de entonces el nombre de Aldo y Asolano se asociaron en las publicaciones de la imprenta Aldina. Tras su muerte, su hijo Paolo, y posteriormente su nieto Aldo (el joven) continuaron con su labor de impresión.



Ediciones Aldinas: ejemplares de colección

Comoediae novem - Aristófanes Comoediae novem
Aristófanes
Canzoniere - Francesco Petrarca Canzoniere
Francesco Petrarca
Epigrammata - Marcus Valerius Epigrammata
Marcus Valerius
Ilíada - Homero Ilíada
Homero
Idilios
Teócrito

Y tú, ¿cuál de estas obras te llevarías a casa?