Colección Shakespeare
Colección Shakespeare

Teniendo en cuenta que el objetivo primordial de crear una colección de libros debería ser coleccionar libros en los que estamos interesados no debería ser muy sorprendente el hecho de que las colecciones se construyan con frecuencia alrededor de un tema específico, ya sea éste de ficción o no. Incluso si no se considera a sí mismo un "coleccionista de libros", si echa un vistazo a sus estanterías seguramente se dé cuenta que los libros que ha ido acumulado se basan, simplemente, en sus gustos literarios.

No existe ningún límite acerca de lo extensa o, por el contrario, específica, que debe ser su colección o sobre la forma en la que debe escoger sus libros. El número de libros y los títulos que incluya en ella depende completamente de usted. Sin embargo, si tiene miedo a abrumarse por la cantidad de libros que puede incluir en su colección, siempre hay formas de reducir los diferentes géneros o ámbitos de interés en algo más manejable.

Por ejemplo, si está particularmente interesado en fotografía o arte, tal vez debería empezar centrándose en su movimiento artístico preferido como, por ejemplo, Art Nouveau o Pop Art; o debería escoger un colectivo de artistas o grupo tal como el Group f/64 or La Société des artistes décorateurs y centrar sus esfuerzos en su obra. Otra perspectiva posible sería documentar la historia de una técnica específica de ilustración literaria como la litografía o la xilografía. Puede también darse el caso de que esté también interesado en la historia del arte y prefiera coleccionar libros sobre artistas, como biografías, en lugar de libro sobre arte.

Asimismo, si fuera un aficionado de la literatura de ficción, debería definir precisamente el ámbito en el que quiere centrar su colección ya que ésta es la más amplia categoría literaria y debería dividirse, por ejemplo, en libros de misterio y libros de ciencia ficción. Incluso, si aun así esto sigue siendo muy general para usted podría dividir la categoría ciencia ficción en otras muchas categorías como por ejemplo cyberpunk, steampunk, la Edad de Oro, la Nueva Ola o el biopunk. Por otro lado, si prefiere mantener su colección un poco más general e incluso quiere algunas nuevas buenas recomendaciones literarias, una buena idea sería coleccionar libros que han ganado algún premio en particular como el Premios Nobel de Literatura o el Premio Planeta.

Finalmente, si prefiere relatos basados en historias reales encontrará que hay cientos de posibilidades cuando se trata de coleccionar no ficción. De nuevo, puede centrarse en una combinación de intereses y periodos de la historia como por ejemplo, el deporte en la época victoriana o los tanques manuales de la II Guerra Mundial. También podría especializarse en un evento aún más específico, como la Guerra Civil española o la Revolución Francesa. O simplemente escoger un tipo de libro de una época específica, como por ejemplo libros sobre astronomía del Renacimiento que estuvieran impresos en papel vitela o libros médicos anteriores a 1900 que todavía tengan sus cubiertas originales.

Libros coleccionables por temas