Guía para coleccionar fotografías vintage

En 2011, a un cazatesoros moderno se le ocurrió curiosear en una tienda de antigüedades de Fresno, California. Rebuscando entre las cajas, encontró una fotografía antigua. En ella aparecía un grupo de hombres muy serios, al parecer norteamericanos del siglo XIX, que estaban jugando al croquet enfrente de un edificio de madera en un entorno rural. La fotografía era muy interesante, así que pagó 2 $ por ella y se fue.

Tras una larga investigación, se determinó que uno de esos hombres era Billy el Niño, cuyo verdadero nombre era Henry McCarty, y los otros jugadores eran los miembros de su banda, The Regulators. Era la segunda fotografía conocida del forajido más infame del Salvaje Oeste. Ahora esa foto tiene un valor de varios millones de dólares.

Coleccionar fotografías vintage puede convertirse en toda una aventura de descubrimiento. Al igual que con los libros, IberLibro jamás aconseja a nadie que coleccione fotografías para ganar dinero. Colecciónelas si ama la historia, o el mundo de las imágenes, o ver personas captadas en un momento concreto del tiempo, o un tipo de cámara en particular o porque le gusta el trabajo de un fotógrafo en concreto. Como siempre, lo más emocionante es la búsqueda.

Una gran selección de fotografías en Iberlibro. Descubrir

Las Bluebell Girls (Les Bluebells Girls du lido) en las filas del coro de la película Femmes de Paris de 1954.

A lo largo de los años, a través de IberLibro se han vendido varias fotografías vintage fascinantes. Una fotografía firmada del industrial y filántropo norteamericano Andrew Carnegie se vendió por 3500 $, la fotografía firmada de la activista Hellen Keller se vendió por 2750 $, una foto del actor Basil Rathbone se vendió por 2500 $ y una foto firmada del escritor Arthur Conan Doyle se vendió por 2300 $.

Hay muchos factores que afectan al valor de una fotografía vintage:

  • Escasez: cuantas menos copias existan, mayor será su valor
  • Estado: es mejor que no tenga arrugas ni marcas de dedos
  • Original o reimpresión: los originales son más caros. Fíjese en los sellos del fotógrafo en los que se indica la fecha de producción. Las reimpresiones están diseñadas para fines decorativos
  • Fecha de impresión: la imagen se ha debido imprimir poco después de la creación del negativo
  • Reputación del fotógrafo: si su trabajo se ha editado en algún libro o se ha expuesto en una galería de arte
  • Reputación de la persona que se retrata: si es famosa y si ha firmado la fotografía
  • Y cualquier impacto social que tenga una imagen en particular: acuérdese de la famosa imagen de Robert Capa del soldado recibiendo un disparo en la Guerra Civil Española o la foto de Nick Ut de la niña vietnamita desnuda bombardeada con Napalm.

Fotografía de una colección de fotografías vintage de los años 20 en la que se observa la cría de caballos de carreras de raza árabe

En primer lugar, es importante familiarizarse con la jerga asociada a la fotografía vintage. Las técnicas fotográficas más importantes del siglo XIX son el daguerrotipo, el ambrotipo, el ferrotipo, la fotografía de gabinete y la CDV.

El daguerrotipo, que fue la primera técnica fotográfica comercial, era caro de producir, ya que requería una placa de cobre plateada. Las personas fotografiadas solían ser gente adinerada. Estas imágenes no se podían reproducir y los originales eran muy frágiles. Los daguerrotipos pueden ser muy caros, sobre todo si en ellos aparece algo fuera de lo habitual.

A mediados del siglo XIX, se introdujo la técnica de la ambrotipia, que fue la más utilizada debido a su menor precio. Se hicieron muy habituales los retratos de familia de todas las clases sociales. La fotografía estereoscópica fue muy popular durante varias décadas en la segunda mitad del siglo XIX. Simulaba una imagen tridimensional y solía plasmar ubicaciones muy lejanas.

Carte de Visite del general Custer

Luego apareció la Carte de visite (también conocida como CDV). Era de un tamaño uniforme y estaba montada sobre una tarjeta. Las imágenes de niños se hicieron muy populares pero también se captaron muchas imágenes de la Guerra Civil Americana en este formato. A su vez, estas fueron reemplazadas por las fotografías de gabinete, que tenían un tamaño de unas 6x4 pulgadas.

Fotografía de gabinete de un hombre en bicicleta

Fotografía de gabinete de la princesa de Prusia

Fotografía de gabinete de la princesa de Prusia

También debería familiarizarse con los ferrotipos, que surgieron en la segunda mitad del siglo XIX. Estas fotografías se podían generar tan solo minutos después de tomar la imagen, por lo que se popularizaron en fiestas y carnavales, e incluso las ofrecían los vendedores ambulantes por las calles.

También se encontrará con el término fotograbado. Se trata de una técnica fotográfica o de impresión en la que una placa de cobre se baña en una gelatina sensible a la luz que se ha expuesto a una película positiva y luego se graba, lo que produce una impresión de alta calidad.

Fotograbado de Charles Darwin

Para familiarizarse con la historia y la jerga de la fotografía, qué mejor forma que leer un libro. Los nombres de los siguientes fotógrafos deberían ser importantes para usted: Ansel Adams, Lewis Hine, Robert Frank, Walker Evans, Henri Cartier-Bresson, Dorothea Lange, Brassaï, Mathew Brady, Alfred Stieglitz, Irving Penn, Diane Arbus, Edward Weston y Edward Curtis.

Recomendamos estos libros de fotografía:

Elija el tema de su colección. Podría ser el trabajo de una época concreta, una técnica, un fotógrafo, un estudio o una subcategoría específica de imágenes, como retratos, paisajes, familias, niños, militares o personajes del mundo del entretenimiento.

Entonces, ¿qué tipo de fotografías debería coleccionar? Podría coleccionar:

  • Por tema: desde personas (incluidas fotografías firmadas) a paisajes
  • Por época: desde la era victoriana hasta la era de los selfies
  • Por fotógrafo: desde Ansel Adams hasta un desconocido fotógrafo de bodas
  • Por formato: desde daguerrotipos hasta polaroids
  • Por uso: desde un momento en familia hasta un folleto publicitario de Hollywood

Las postales son otra opción y aún se siguen creando en la actualidad. Si decide coleccionar imágenes de la industria del entretenimiento, como del mundo de la música, el cine o los deportes, encontrará imágenes publicitarias destinadas al público en general o los medios de comunicación. Las fotografías vintage de Hollywood por sí solas permiten ir en cientos de direcciones diferentes.

Fotografía de Basil Rathbone realizada por George Hurrell en 1937. El personaje más famoso de Rathbone es Sherlock Holmes, que dio a conocer por primera vez en El Perro de los Baskervilles en 1939.

Las fotografías vintage se pueden conseguir en mercados de coleccionistas de Internet, como IberLibro, en tiendas de antigüedades, en mercadillos, en rastros y en subastas.

Comience desde abajo, rastreando ventas locales. De esa forma, no se gastará mucho mientras va aprendiendo. Siempre recomendamos fijar un presupuesto y no salirse de él.

Internet dispone de muchas formas de búsqueda diferentes. La herramienta de búsqueda avanzada de IberLIbro resulta útil para realizar búsquedas muy específicas:

  • Utilice un intervalo de fechas para buscar por un periodo específico
  • Busque por palabras clave para encontrar una técnica fotográfica específica
  • Utilice el rango de precios para no salirse de su presupuesto

También debería examinar los inventarios de las librerías especializadas en fotografías vintage como Walter Rueben de West Hollywood, Royal Books de Baltimore e Ira Joel Haber de Brooklyn.


Colecciones de fotografías vintage