Antes de la invención del GPS y los smart phones, los mapas en papel eran la única herramienta para recorrer el mundo. El progreso de los mapas se produjo en paralelo al desarrollo de la imprenta en el s. XV. Muchos años antes los mapas eran grabados en piedras dentro de cuevas con formas rudimentarias de cartografía.

Los mapas antiguos no son precisos en términos de navegación y muchas veces son erróneos; sin embargo se han convertido en bellas obras de arte que recogen parte de la historia. Los mapas más buscados y valorados por los coleccionistas son los que datan del s. XV y el s. XVI. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de coleccionar mapas: condición, longevidad, rareza, tamaño, autor o la región cartografiada.

En IberLibro os proponemos una selección con mapas de diferentes siglos y regiones: un viaje por los caminos de la historia.

Mapas de colección:

Mapas y viajes

Encuentra mapas en IberLibro:

¿Qué mapa eliges?

También podría interesarte: