Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

10 palabras graciosas e imposiblemente largas


Aquí te presentamos 10 palabras que no podrás creer que existan. ¿¿Te atreves a pronunciarlas??

 

1 – Tweedehandsemotorverkoopsmannevakbondstakingsvergaderi-

ngsameroeperstoespraakskrywerspersverklaringuitreikingsmedia-

konferensieaankondiging

Esta palabra proviene del Afrikaans, una lengua nacida a partir del holandés. Como en su lengua madre, en Afrikaans se pueden formar palabras prácticamente infinitas. El significado de estas tres líneas es “anuncio enviable de la conferencia de medios de la rueda de prensa sobre el discurso del moderador en una reunión de la huelga de la asociación de vendedores de coches de segunda mano”.

 

2 – Jaureguiñalaberrigoyakoiturrimendiolaberrigoitiechezarreta

Aunque hemos tratado de evitar nombres y topónimos en esta lista, nos hemos visto obligados a introducir este carismático apellido vasco. ¿Os ha tocado algún Jaureguiñalaberrigoyakoiturrimendiolaberrigoitiechezarreta en la escuela?

 

3 – Gedebukkebensoverogundergeneralkrigskommandersergenten

El célebre escritor Hans Christian Andersen dio este nombre a uno de sus personajes. Quizá no pensó en la conveniencia del nombre a la hora de leer apaciblemente sus historias a los niños. El significado del nombre es literalmente “Superintendente directivo inspector de prensa de ropa general con piernas de cabra”.

 

4 – Kindercarnavalsoptochtvoorbereidingswerkzaamhedenplan

El holandés tiene teóricamente el poder de formar palabras infinitas; sin embargo y como es obvio, no todas son utilizables en contextos reales. Esta, en concreto, fue citada para entrar en el libro récord de los Guinness, y significa “Plan de actividades preparativas para la procesión de carnaval de los niños”.

 

5 – Uusaastaöövastuvõtuhommikuidüll

Esta palabra proviene del estonio y, con sus 31 letras, significa “una ideal mañana después del año nuevo”. Puede ser utilizada en una frase como “Maalilist jõuluööeelootusaega ja illuminaarses aoõhetuses uusaastaöövastuvõtuhommikuidülli”, para decir “feliz Navidad y próspero año nuevo”. Otra palabra curiosa del estonio es “sünnipäevanädalalõpupeopärastlõunaväsimus”, que se refiere al cansancio que uno siente después de la comilona del fin de semana de cumpleaños.

 

6 – Donaudampfschiffahrtselektrizitätenhauptbetriebswerkbauunter-

beamtengesellschaft

Esta palabra está reconocida como la más larga utilizada oficialmente en alemán. Tiene 79 letras y significa “Sociedad de funcionarios subalternos de la construcción de la central eléctrica principal de la compañía de barcos de vapor del Danubio”.

 

7 – Lopadotemachoselachogaleokranioleipsanodrimhypotrimmatosil-

phioparaomelitokatakechymenokichlepikossyphophattoperisterale-

ktryonoptekephalliokigklopeleiolagoiosiraiobaphetraganopterygon

Se trata de la palabra más larga de la historia de la literatura. La utilizó Aristófanes en una de sus comedias en el 392 a.C. y se refiere a un plato de comida a base de pescado combinado con otras carnes.

 

8 – Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaun-

gahoronukupokaiwhenuakitanatahu

Este es el nombre imposible de una colina en la isla norte de Nueva Zelanda. Ostenta el récord del topónimo más largo del mundo y su nombre se debe a una antigua leyenda Maorí. Literalmente, significa “La cima donde Tamatea, el hombre de grandes rodillas, el escalador de montañas, el devorador de tierra, el viajero incansable, tocó su flauta a un ser querido”.

 

9 – Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

Se trata de un pueblo de la isla de Anglesey, en Gales. Parece ser que los vecinos eligieron el nombre a propósito para convertirse en el topónimo más largo del Reino Unido. Actualmente, tienen una estación de tren con el nombre del pueblo completo que es muy visitada por los turistas. Eso sí, ¿imagináis cómo contestan cuando se les pregunta de dónde son?

 

10 – Brfxxccxxmnpcccclllmmnprxvclmnckssqlbb11116

Esta palabra pasó a la historia del derecho en 1996, cuando unos padres intentaron bautizar a su hijo con este nombre. Aunque la palabra tiene esa extraña grafía, en realidad se pronuncia “Albin”. ¿Por qué los padres querrían llamar así a su hijo? Para protestar contra una ley del gobierno que restringía los nombres elegibles para el bautismo. Finalmente, el niño fue llamado “Icke namngivet gossebarn” en su primer pasaporte, que significa “niñito sin nombre”.

Twitter Facebook Email
avatar