Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

El origen de la celebración de Sant Jordi


El próximo domingo, 23 de abril, miles de catalanes cumplirán con la conocida tradición de la rosa y el libro; regalos que los enamorados se hacen mutuamente para celebrar el día de Sant Jordi. ¿Conoces los orígenes de dicha tradición?

La leyenda del dragón y Sant Jordi

La llegenda de Sant Jordi de Barberà

La llegenda de Sant Jordi de Barberà

Cuenta la antigua leyenda que un dragón atacaba la ciudad y amedrentaba a los vecinos. Para mantener saciado el apetito del monstruo, los habitantes entregaban cada día dos corderos y así evitaban ser atacados. Pero los animales empezaron a escasear, así que decidieron enviar a una persona escogida por sorteo y un solo cordero.

Un día la princesa del reino tuvo en mala suerte ser la elegida para alimentar al temible dragón. Entonces, en la cueva apareció el caballero Sant Jordi, quien derrotó al dragón con su espada y salvó la vida de la princesa. De la sangre del dragón muerto brotó una rosa roja, que el caballero ofreció a la princesa.

Desde mediados del siglo XV se viene conmemorando este día en Cataluña, las Islas Baleares y algunas zonas de la Comunidad Valenciana; y los enamorados regalan una única rosa roja en símbolo de amor y pasión.

La fecha equivocada

Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes

La UNESCO declaró en 1995 que el 23 de abril se celebraría el Día Mundial del Libro. La fecha, que coincidía con la celebración de Sant Jordi, fue elegida por ser supuestamente el día en que fallecieron Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que ninguno de los dos geniales escritores falleció en esta fecha. El manco de Lepanto falleció el 22 de abril de 1616. Fue, sin embargo, enterrado el día 23 y durante mucho tiempo esa fue la fecha en que se apuntaba su muerte. Mientras tanto, el Bardo de Avon, falleció el 23 de abril según el calendario juliano, que corresponde en realidad al 3 de mayo del calendario gregoriano, el cual utilizamos actualmente.

La celebración: Una propuesta

De la confluencia de estas dos tradiciones nació la celebración que actualmente conocemos, en la que el chico regala una rosa a su enamorada, mientras que ella corresponde regalando un libro. Sin duda se trata de una hermosa tradición, que eclipsa al 14 de febrero en la importancia que para las parejas tiene.

La rosa siempre ha sido el símbolo de la feminidad y la pasión, de lo ornamental y la belleza; mientras que el libro es una potente arma de instrucción y conocimiento. Para esta edición, ¿por qué no implantar una pequeña innovación y regalar una rosa y un libro por ambas partes? Así, de esta manera todos nos diremos los unos a los otros cuánto admiramos nuestra sabiduría y nuestra belleza, a partes iguales. ¿Qué os parece?

Twitter Facebook Email
avatar