Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

II – Cantautores que jamás ganarán un Nobel (porque no cantan en inglés) – José Afonso


En esta serie de posts IberLibro quiere dar a conocer a algunos músicos de mérito literario, que no disfrutan de la difusión y el sex appeal que acompaña a la cultura anglófona. Continuamos con José Afonso, cantautor portugués.

José Afonso - Óleo de Henrique José Teixeira Matos

José Afonso – Óleo de Henrique José Teixeira Matos

José Afonso tiene una gran importancia simbólica dentro del imaginario portugués. Estandarte de la llamada “canción protesta”, con las letras de sus canciones enfrentó la dictadura de António de Oliveira Salazar y se convirtió en un emblema de las fuerzas de izquierdas y comunistas portuguesas. Su canción “Grandola” pasaría la historia al ser utilizada en forma de clave para dar el pistoletazo de salida a la Revolución de los Claveles (Revoluçao dos Cravos) que acabaría definitivamente con la dictadura.

Sus letras y su música, aunque producidas con pocos medios económicos debido a la marginalidad a la que se veía obligado, tienen sus raíces en la tradición portuguesa, utilizando métricas y versificaciones que recuerdan incluso a la poesía medieval. Sin embargo, dotó a sus músicas de una poderosa actualidad y de una expresión moderna que le permitieron alcanzar un puesto de verdadera importancia dentro del panorama cultural.

Grândola, Vila Morena

Esta canción fue utilizada para marcar el inicio de la revolución que daría fin a la dictadura de Salazar, y se convertiría por lo tanto en un símbolo de la democracia en Portugal. En 2013, en plena crisis financiera, un grupo de ciudadanos irrumpió en la asamblea cantando Grândola durante el turno de habla del presidente, mostrando así cómo la canción sigue viva en cuanto símbolo democrático.

Grândola es el nombre de un pequeño pueblo del sur portugués, al que José Afonso homenajeó con esta canción, al quedarse sorprendido por la organización del pueblo, que con pocos recursos económicos había constituido una excelente biblioteca con claras intenciones revolucionarias. La canción se convirtió en un símbolo de los ideales de izquierdas. Su primera interpretación en directo fue en Santiago de Compostela, en 1972.

Grândola, vila morena

Terra da fraternidade

O povo é quem mais ordena

Dentro de ti, ó cidade

 

Em cada esquina um amigo

Em cada rosto igualdade

Grândola, vila morena

Terra da fraternidade

Grândola, villa morena

Tierra de la fraternidad

El pueblo es quien manda

Dentro de ti, oh ciudad

 

En cada esquina, un amigo

En cada rostro, igualdad

Grândola, villa morena

Tierra de la fraternidad

 

La hormiga en la fila/ A formiga no carreiro

En esta fábula, que bebe de las más antiguas tradiciones cultas y populares, las hormigas circulando en fila simbolizan la falta de opiniones diversas y lo hermético de la ideología presente durante la dictadura. En tres ocasiones diferentes una hormiga se separa del grupo y, tratando de levantar la voz para avisar a sus compañeras de que necesitan un cambio de rumbo, es arrasada por la masa que avanza homogénea. Esta bella fábula nos habla de las dificultades que encuentra aquel que piensa a contracorriente.

A formiga no carreiro

vinha em sentido contrário

 

¡mudem de rumo!,

já lá vem outro carreiro

La hormiga en la fila

Venía en sentido contrario.

 

¡cambien de rumbo!,

Ahí viene otro carril.

 

Los vampiros / Os vampiros

Esta pieza está considerada por muchos como la inauguradora del género de la canción social en Portugal. Mediante el recurso de la alegoría, José Afonso denuncia los excesos policiales y la intrusión en la vida privada que ejercía la dictadura.

Se alguém se engana com seu ar sisudo

E lhes franqueia As portas à chegada,

Eles comem tudo, Eles comem tudo,

Eles comem tudo E não deixam nad.

Si alguien se confunde con su aire serio

Y les abre las puertas cuando llegan,

Ellos lo comen todo, Ellos lo comen todo,

Ellos lo comen todo y no dejan nada.

 

Era de noche y lo llevaron / Era de noite e levaram

De nuevo nos encontramos ante una canción de protesta social, esta vez directamente  dirigida hacia las actuaciones del PIDE, las fuerzas policiales secretas que combatían la oposición política durante la dictadura. Esta institución practicaba encarcelamientos repentinos y algunas veces aparentemente caprichosos. En la versificación podemos observar de nuevo la tradición portuguesa, con figuras como el refrán o el paralelismo entre estrofas.

Era de noite e levaram,

Era de noite e levaram,

Quem nesta cama dormia,

Nela dormia, nela dormia.

Era de noche y se llevaron,

Era de noche y se llevaron,

A quien dormía en esta cama,

En ella dormía, en ella dormía.

 

Que el amor no me engaña / Que amor nao me engaña

A pesar del marcado carácter político de toda su obra, la poesía de José Afonso no está exenta de una gran sensibilidad. Este es un buen ejemplo de cómo su expresión y su léxico alcanzaron la madurez de un tono lírico de gran belleza y refinamiento. El poeta se enfrenta a la vacuidad dejada tras el amor, que siempre desaparece. Al final, se pregunta si florecerá de nuevo entre el vacío que ha quedado…

Que amor nao me engana

Com a sua brandura

Se da antiga chama

Mal vive a amargura

Duma mancha negra

Duma pedra fria

Que amor nao se entrega

Na noite vazia?

¿Qué amor no me engaña

con su blandura?

Si de la antigua llama

malamente conserva la amargura

de una mancha negra,

de una piedra fría,

¿Qué amor no se entrega

en la noche vacía?

 

Niño del barrio negro / Menino do bairro negro

Esta letra fue elegida por la madre del propio autor como la favorita de toda su obra. Con palabras sencillas y hermosas José Afonso consigue comunicar la ternura y la lástima que le provoca observar la pobreza en la inocencia de los niños. El mismo ha explicado que no se refiere a un barrio negro en particular, sino que la canción fue inspirada en un barrio desfavorecido de la ciudad de Oporto, y que se refiere a cualquier barrio pobre de cualquier ciudad del mundo.

Olha o sol que vai nascendo

Anda ver o mar

Os meninos vão correndo

Ver o sol chegar

 

Menino sem condição

Irmão de todos os nus

Tira os olhos do chão

Vem ver a luz

 

Menino do mal trajar

Um novo dia lá vem

Só quem souber cantar

Vira também

 

Negro bairro Negro

Bairro Negro

Onde não há pão

Não há sossego

 

Mira el sol que va saliendo,

ve a ver el mar.

Los niños van corriendo

A ver el sol llegar.

 

Niño sin condición,

Hermano de todos los desnudos,

Levanta los ojos del suelo,

Ven a ver la luz.

 

Niño mal vestido,

Un nuevo día vendrá,

Solo quien sepa cantar

Vendrá también.

 

Negro, barrio negro,

barrio negro…

Donde no hay pan

No hay paz.

 

Vean bien / Vejam bem

Esta canción fue compuesta para acompañar un pequeño cortometraje que denunciaba la situación aislada de aquel que no encontraba trabajo y se veía obligado a robar para comer. Con poderosas palabras el autor describe la situación desesperada y la falta de ayuda que encuentra por parte de sus conciudadanos.

Anda alguêm

pela noite

á procura.

E não 

quem lhe queira

valer.

 

Vejam bem

daquele homem

a fraca

figura.

Desbravando

os caminhos

do pão.

 

E se houver

uma praça

de gente

madura.

Ninguêm vai

levantá-lo

do chão.

Alguien anda

por la noche

buscando.

Y no hay

quien le quiera

ayudar.

 

Vean bien,

de aquel hombre

la delgada

figura.

Desbrozando

los caminos

del pan.

 

Y si llega

a una plaza

de gente

madura.

Nadie va a

levantarlo

del suelo.

 

 

Twitter Facebook Email
avatar