Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

Fallece el músico y poeta Leonard Cohen


cohen

Hoy, 11 de noviembre de 2016, es un día triste para todos los amantes de las letras porque nos ha abandonado el célebre músico y poeta Leonard Cohen. El mismo año en que ha publicado su último álbum, You want it darker, y en que la academia ha otorgado el Premio Nobel de literatura a un músico por primera vez en la historia, el artista canadiense ha dejado el mundo como si ya hubiera hecho todo lo que había que hacer.

Para el recuerdo quedarán auténticos himnos como Suzanne o So Long, Marianne. Cohen fue un auténtico poeta de musas e inspiración, quizá uno de los últimos románticos. Nunca ha negado la influencia de sus experiencias personales en sus poesías, y revistiendo siempre su voz grave de dulces coros femeninos impregnaba de un halo onírico sus elaboradas letras.

Inclinado a la poesía desde muy joven, recibió gran inspiración del poeta granadino Federico García Lorca, del que siempre se ha confesado ferviente admirador, llegando incluso a versionar algunos de sus poemas, como el Pequeño Vals Vienés, que dio origen a la canción Take this waltz. Tras una dilatada carrera, y un período de retiro espiritual en un monasterio budista en los 90, Cohen nos regaló impresionantes imágenes cuando volvió a las carreteras a la edad de 70 años, después de que su agente le hubiese robado la fortuna amasada con el talento de toda una vida. La profunda sensación que causaba la visión de un anciano, cantando al límite de sus fuerzas esas letras pasionales y preciosas difícilmente se puede explicar con palabras.

En los últimos años había llegado a afirmar que se encontraba dispuesto para afrontar la muerte, afirmación de la que se retractó de forma rápida. Lo que sí le deseamos es que se haya sentido satisfecho con lo hecho, y que haya abandonado la vida con el pecho cálido sabiendo que ha obtenido lo mejor que podía de sus años. Para despedirnos, quisiera citar unos versos de Bird on the wire, en los que el poeta se pregunta qué se puede esperar de la vida. Por un lado, cuando uno observa las desgracias que existen en el mundo piensa que debe darse por satisfecho con poco; por otro lado, cuando uno se fija en las increíbles bellezas que la vida ofrece, siempre quiere aspirar al máximo:

Vi a un mendigo apoyado en su muleta de madera

que me dijo, “no debes pedir demasiado”.

Y una mujer hermosa apoyada en el marco de la puerta

me lloró: “hey, ¿por qué no pedir algo más?”.

Twitter Facebook Email
avatar