Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

Invictus: El poema que inspiró a Nelson Mandela en prisión


11247072623_556c714241_o

¿Qué tienen en común Nelson Mandela y Long John Silver? Uno, personaje histórico de primera importancia mundial; otro, famoso y carismático personaje que daría lugar a la figura del pirata de palo, asentada en el imaginario universal. La respuesta de su relación es un simple nombre: William Ernest Henley. Quizá muchos de vosotros no conozcáis su nombre, pero seguramente habéis escuchado sus versos.

 

17446855637

En 2009 salió a la luz una película que retrataba la vida de Nelson Mandela como presidente de Sudáfrica en el período en que el equipo nacional conquistó el campeonato nacional de Rugby. La aclamada película utilizó como hilo conductor un poema que al líder africano había servido de inspiración para mantener la fortaleza en el tiempo en que permaneció encarcelado. Este poema será utilizado para afilar la profundidad espiritual del campeonato deportivo y llevar al equipo hasta la victoria. Además, son esos versos los que cierran la película mientras observamos al presidente satisfecho por el éxito ocurrido, y apreciamos el contraste entre su época en prisión y su figura como gran dirigente.

 

El poema fue escrito por William Ernest Henley, poeta británico que vivió en el siglo XIX. Los versos de esta obra titulada precisamente Invictus, son una de las obras cumbres en cuanto a la superación de la adversidad y a la fortaleza de espíritu. Contrariamente al sabor de boca que experimentamos al final de la película, el sentido del poema es retener la capitanía de uno mismo cuando besa la lona, no cuando levanta los brazos victoriosos. El sentido del poema lo encontró Mandela en la cárcel, no en las limusinas.

 

invictus

18538641221

 

¿Qué tiene esto que ver con el pirata Long John Silver? La curiosidad es que este mismo autor fue la persona real que inspiró la creación del carismático personaje. A la edad de 12 años Henley enfermó de tuberculosis y tuvo que sufrir la amputación de una de sus piernas. Se ayudaba, para caminar, de una pieza de madera. Mantuvo una estrecha amistad con el escritor Robert Louis Stevenson, y este admitió desde el principio haberse inspirado en su buen amigo para crear uno de los personajes más memorables de la historia de la literatura, en su libro La Isla del Tesoro.

 

Así es cómo dos figuras tan dispares como el famoso líder Nelson Mandela y el temido pirata de novela quedaron unidos para siempre a través de una curiosidad literaria. Suele decirse que la realidad supera a la ficción, ¿será este uno de esos ejemplos?

Twitter Facebook Email
avatar