Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

10 famosos autores que dejaron novelas inconclusas


Header

Contaba Pérez Reverte cómo al llegar a una cierta edad el escritor empieza a verse en una situación delicada, en la que debe escoger cuál de sus ideas verá la luz y cuáles no le dará tiempo a terminar. La historia de la literatura está plagada de ideas que no llegaron a realizarse, algunas por muy poco.

Aquí van diez escritores que hubieran enriquecido algo más la literatura universal, sólo con haber dispuesto de algo más de tiempo…

 

1. Franz Kafka:

El asunto de los manuscritos kafkianos merece un post aparte. El escritor, a su muerte, dejó su última voluntad: que toda su obra fuese inmediatamente quemada sin leer. Afortunadamente para la humanidad, se interpretó esta voluntad como fruto de una depresión momentánea y sus escritos sobrevivieron.

Sin embargo, tres de sus novelas, aunque publicadas, vieron la luz inconclusas: América, El Castillo, y El Proceso, esta última terminada por su amigo Max Brod tras su muerte.

 

Albert Camus

Fotografía antigua de Albert Camus

2. Albert Camus:

Camus falleció repentinamente en un accidente automovilísitico en 1960. En el accidente, la maleta que portaba se abrió dejando escapar los folios del manuscrito de su novela autobiográfica El primer hombre, todavía sin terminar. Hubo que esperar hasta 1995 para ver la obra publicada, gracias a la colaboración de su hija.

 

3. J.R.R. Tolkien:

Al mismo tiempo que trabajaba en El señor de los anillos, Tolkien elaboraba un complejo sistema de ficción alrededor de un proyecto titulado Los papeles del Notion Club. Este proyecto sería una novela en la que los miembros de un club de debate de Oxford, llamado Notion Club, debaten y comparten sus ensoñaciones. A través de estas charlas Tolkien desenvuelve todo un universo de fantasía. Los avances en este proyecto fueron publicados póstumamente como parte de los volúmenes acerca de la Tierra Media, concretamente en El fin de la Tercera Edad.

 

4. José Saramago:

José Saramago, a pesar de disfrutar de gran longevidad, tuvo necesariamente que dejar un proyecto inconcluso, ya que jamás consideró la posibilidad de detener su producción literaria. Cuando terminó de escribir El viaje del elefante, contaba con 84 de edad, había permanecido ingresado luchando por su vida durante más de un mes, y se había recuperado para terminar esta novela. Un periodista preguntó entonces: “¿Y ahora, José?”.  Y José contestó sin inmutarse: “Ahora, otro libro”.  Aún tuvo tiempo para escribir Caín y Claraboya. Sin embargo, fallecería antes de terminar Alabardas. Esta novela inconclusa ha sido publicada y acompañada con notas del propio autor y de amigos cercanos que conocían la naturaleza del proyecto.

 

5. Honoré Balzac:

Si alguien en la historia de la literatura que ha escrito mucho, ese es Honoré de Balzac. Su copiosa producción alimentó las revistas francesas del siglo XIX, creando por entregas los volúmenes que irían formando sus novelas. Autor realista, se embarcó en el ambiociosísimo proyecto de reflejar la sociedad de su tiempo en lo que llamó la Comedia Humana. Tan grande empresa parece imposible de ser llevada a fin en una sola vida. Balzac llegó a terminar 94 obras, pero según los propios papeles del escritor, quedaban 50 por escribir. Así a todo, nos dejó una gran cantidad de textos que lo convierten en una de las cumbres de la literatura realista universal.

 

Foto autografiada de Mark Twain

Fotografía autografiada de Mark Twain

6. Mark Twain:

Cuando Mark Twain falleció en 1910 dejó tres versiones diferentes de una misma novela en la que trabajaba: El forastero misterioso. Esta novela fue recompuesta y publicada en 1916 por el propietario de los manuscritos. Sin embargo, cuando los manuscritos pasaron a ser de acceso público, comenzaron una serie de discusiones que trataban de recomponer el puzzle. ¿Qué forma final daría Twain a estas tres versiones? El debate jamás ha sido zanjado, aunque en 1969 la Universidad de California Press publicó una nueva versión en la que trataron de acercarse lo máximo posible a lo que el autor hubiera querido que fuese la versión definitiva. La realidad, sin embargo, nos ha sido privada para siempre.

 

7. Jack London:

Era 1910 cuando Jack London tuvo una idea para una novela. Escribió apenas unas pocas palabras y la dejó, argumentando que no sabía cómo culminarla. Esa idea, sin embargo, sobreviviría a su autor y sería retomada por Robert L. Fish, quien daría final a la historia. Más de 50 años después, en 1963, Asesinatos S.L. vería la luz.

 

8. Roberto Bolaño:

Bolaño ocupa un papel especial en esta lista, ya que ha publicado hasta tres novelas póstumas. 2666 fue publicada un año después de su muerte. Pensada para ser estructurada en cinco tomos por motivos económicos, finalmente se publicó como una sola obra. Las otras dos novelas fueron El Tercer Reich y Los sinsabores del verdadero policía, ambas publicadas en 2011 y 2010 respectivamente.

 

9. Charles Dickens:

En plena efervescencia de la literatura por entregas del siglo XIX, Charles Dickens falleció en medio del proceso de escritura de su decimoquinta novela. El misterio de Edwin Drood se iba a componer de doce entregas, mientras que solo seis fueron publicadas.

 

10. Edgar Allan Poe:

En 1980 vieron la luz en la Burton´s Gentleman´s Magazine las primeras entregas de El diario de Julius Rodman, o relato del primer paso a través de las Montañas Rocosas de Norteamérica jamás perpetrado por el hombre civilizado. La novela quedó inconclusa cuando Poe fue despedido de esta revista, para la cual trabajaba como editor hasta el momento. Se negó a continuar la novela, y esta no fue recuperada hasta 1947. Como curiosidad, no se hizo una edición exlusiva para esta historia hasta 2005.

Twitter Facebook Email
avatar