Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

Máquinas expendedoras de relatos para fomentar la lectura


LIBROSMAQUINA

Hamburgo, en el norte de Alemania es una ciudad a la cabeza de las vanguardias culturales. No es casual por ello que algún tiempo atrás la editorial Automatenverlag decidiese transformar antiguas máquinas expendedoras de cigarrillos en máquinas expendedoras de libros.

Con un precio de 4 euros y una edición de bolsillo la idea pretende promover la lectura de autores locales. Poesía, teatro, ensayo, narrativa, guías de viajes, libros de cocina… todo cabe dentro de la máquina expendedora. Hasta la fecha existen varias máquinas colocadas por la ciudad, en zonas concurridas.

Aunque la iniciativa nos parece original, en 1937 Allen Lane, editor y creador de la famosa editorial Penguin Books creó lo que se conocía como el “Penguincubator”, una máquina expendedora de libros de su propia editorial que se situó en  la estación de metro de Charing Cross Road de Londres.

allenObras de Ernest Hemingway, André Maurois o Agatha Christie fueron colocadas en las primeras máquinas ordenadas por colores en relación a su género (biografías de azul, naranja para la ficción…). El precio de cada obra equivalía a 4 peniques, el mismo precio que un paquete de tabaco.

Desde hace unos meses los habitantes de la ciudad de Grenoble, en Francia también tienen sus propias máquinas expendedoras de relatos cortos. Las máquinas tienen tres botones que sirven para indicar el tiempo que vas a dedicar a leer el relato y oscila entre 1, 3 o 5 minutos. En este momento la ciudad cuenta con 8 máquinas repartidas por toda la ciudad. Los creadores de la iniciativa afirman que varios países se han mostrado interesados en sus máquinas.

 

máquina grenoble

Fotografía: Short Edition

Twitter Facebook Email
avatar