Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

El exilio en la literatura hispanoamericana


niños-exilio

El exilio ha dominado a lo largo del siglo XX la literatura hispanoamericana, tanto a un lado como al otro del Atlántico. Esta condición anómala del escritor abarcó a españoles, argentinos, chilenos, uruguayos, paraguayos, salvadoreños… entre muchos más. El exilio se manifestó en muchos de sus poemas, cuentos, novelas o ensayos, y fue una característica que los acompañó el resto de su vida, incluso si pudieron regresar a su país natal. Pues como muy bien definió Adolfo Sánchez Vázquez en su libro ¡Exiliado!, publicado en México en 1977: “el exilio es un desgarrón que no acaba de desgarrarse, una herida que no cicatriza, una puerta que parece abrirse y nunca se abre (…) el exiliado descubre con estupor, primero con dolor, después, con cierta ironía más tarde, en el momento mismo en que objetivamente ha terminado su exilio, que el tiempo no ha pasado impunemente, y que tanto si vuelve como si no vuelve, jamás dejará de ser un exiliado”.

Se suele emplear el nombre de exilio cultural para referirse al exilio impuesto, en particular, por la situación en que se encuentra la producción del libro y la acogida por el público lector. La literatura en el exilio conlleva un doble sentido: en sentido esctricto, es la literatura de los autores que tratan en sus obras el tema del exilio; en un sentido más amplio, es toda la literatura escrita por los autores desterrados. Pero el peor de los exilios para cualquier escritor fue el exilio interior al que muchas veces se sometía su pensamiento y su obra, fuese o no un exiliado real.

Es un hecho que la opresión, la censura y el miedo de los países nativos aplastaron in situ muchos jóvenes talentos cuyas primeras obras tanto prometían. También lo es, el que los escritores exiliados en el extranjero se mostraron en conjunto más fecundos que aquellos a quienes las condiciones internas acorralaban. Estos escritores no solamente favorecieron su creación literaria y proyección internacional con el exilio, sino que también se integraron en el contexto intelectual del país de acogida, de manera que su obra tuvo un gran impacto e influencia posterior allí donde se publicaba. Es el caso, por ejemplo, de los escritores del Boom latinamericano, García Márquez, Vargas Llosa y Cortázar entre ellos, cuyas obras encontraron un fuerte respaldo entre el sector editorial barcelonés, en las décadas de 1960 y 1970.

Para citar otro ejemplo en sentido opuesto, los escritores españoles que a finales de 1939 partieron de Francia hacia México huyendo de los horrores de la guerra y de la persecución del franquismo, muchos de la generación del 27 como Juan Rejano o Luis Cernuda, encontraron un hogar donde expresarse y crecer intelectualmente. Tal es así que su herencia literaria enriqueció el acervo cultural mexicano, creándose una serie de amistades y proyectos editoriales entre intelectuales de ambos países.

La influencia mutua entre los contextos culturales del país natal y del país de acogida no se limitó al mundo literario, sino que trascendió al panorama político o cinematográfico. Sin embargo no fue un camino fácil, pues para muchos de ellos las palabras fue el único vínculo que conservaron con el país de origen, siendo una constante en su obra la obsesión por la patria perdida. En palabras de Julio Cortázar: “El escritor exiliado es alguien que se sabe despojado de todo lo suyo, muchas veces de una familia y en el mejor de los casos de una manera y un ritmo de vivir, un perfume del aire y un color del cielo, una costumbre de casas y de calles y de bibliotecas y de perros y de cafés con amigos y de periódicos y de músicas y de caminatas por la ciudad. El exilio es la cesación del contacto de un follaje y de una raigambre con el aire y la tierra connaturales; es como el brusco final de un amor, es como una muerte inconcebiblemente horrible porque es una muerte que se sigue viviendo conscientemente“.

 

Para saber más:

Escritores latinoamericanos en el exilio

Escritores españoles en el exilio

La literatura latinoamericana y el Boom

Twitter Facebook Email
avatar