Iberlibro Home

Entre libros y letras


El blog de IberLibro

Búsqueda Avanzada Materias Libros antiguos Libros usados Librerías
Búsqueda Avanzada

10 anécdotas curiosas de escritores hispanos


Disfrutad con las siguientes anécdotas literarias, todas ellas protagonizadas por autores hispanos. ¡No les falta ingenio!

*Podéis pinchar en los nombres de los autores para encontrar libros suyos a partir de 1.90€, envío incluido.

Episodios nacionales - Benito Pérez Galdós
1. Jorge Luis Borges, mientras ejercía como profesor en la universidad, preguntó a una alumna su opinión sobre Shakespeare, a lo que ella contestó:

—Me aburre. Al menos lo que ha escrito hasta ahora.

—Tal vez Shakespeare todavía no escribió para vos. A lo mejor dentro de cinco años lo hace.

 

2. Camilo José Cela acababa de ser anunciado como ganador del Premio Nobel. Un periodista le preguntó:

—¿Le ha sorprendido ganar el premio Nobel de Literatura?

—Muchísimo, sobre todo porque me esperaba el de Física.

 

3. Jacinto Benavente recibió la visita de un conocido suyo, que no tenía gran éxito como dramaturgo. Durante el recorrido por la casa, el invitado quedó asombrado por la amplia biblioteca que poseía el escritor y exclamó:

—¡Vaya, Don Jacinto! Con tantos libros ya se pueden escribir buenas comedias.

—Pues adelante, amigo mío, están a su disposición.

 

4. Miguel de Unamuno conversaba con Alfonso XIII tras recibir de su mano la Gran Cruz.

—Me honra, Majestad, recibir esta cruz que tanto merezco.

—¡Qué curioso! La mayoría de los galardonados aseguran que no se la merecen.

—Señor, en el caso de los otros efectivamente no se la merecían.

 

5. Emilio Carrere acostumbraba a ser impuntual en su empleo en el Tribunal de cuentas, en Madrid. Un día, su jefe inmediato lo llamó y le dijo:

—Mire usted, Carrere, con esa manía de retrasarse, va a llegar un momento en el que se presentará usted todos los días al día siguiente.

 

6. Benito Pérez Galdós y Emilia Pardo Bazán mantuvieron una relación amorosa pero, según se cuenta, tuvieron por lo menos un divertido roce al cruzarse en una escalera.

—¡Adiós, viejo chocho! —dijo ella.

—¡Adiós, chocho viejo!

 

7. Ramón de Campoamor concluyó de la siguiente manera su disculpa por no poder asistir a una invitación en casa de Antonio Cánovas del Castillo.

—Recuerdos a don Antonio, a quienes unos envidian el talento, otros la casa y todos la mujer.

 

8. Antonio Alcalá Galiano se encontró con una conocida que no veía hacía más de 20 años.

—Don Antonio, le encuentro muy viejo.

—Tampoco usted está más joven. Le ocurre lo que a los que se embarcan por vez primera: que cuando el barco comienza su singladura les parece que es la tierra la que se va de ellos, y que ellos no se mueven.

 

9. Jorge Luis Borges estaba siendo entrevistado en Roma por un periodista que trataba de provocarlo.

—¿En su país todavía hay caníbales?

—Ya no. Nos los comimos a todos.

 

10. Jacinto Benavente estaba elogiando la figura de Ramón del Valle-Inclán en una de sus habituales tertulias, cuando alguien le dijo:

—Pues Don Ramón no opina lo mismo de usted.

—A lo mejor estamos equivocados los dos.

 

Fuente: Blog Ya está el listo que todo lo sabe.
Twitter Facebook Email
avatar