Salvador Dalí fue famoso tanto por sus obras como por sus excentricidades. Muchos de los cuadros de Dalí son pinturas surrealistas como La persistencia de la memoria, que posee una impecable técnica de óleo sobre lienzo y colores brillantes sobre sobrios, para dar ese toque de mundo onírico que le caracteriza. ¿Quiere descubrir más acerca de sus obras? Visite IberLibro y descubra litografías, grabados, estampas y carteles.

 

¿Sabe a qué movimiento era fiel Dalí? Al contrario de muchos de sus homólogos, el pintor era un seguidor de su imaginación y por ello no se aferró a ninguna corriente, en cambio podemos ver en sus pinturas cómo empleaba diferentes estilos como el cubista, junto con su método paranoico crítico que lo llevó a crear obras como La Madonna de Port Lligat, inspirado en su musa y posteriormente esposa, Gala.

En gran parte de los cuadros de Dalí notamos el uso de símbolos para ejemplificar aspectos de su vida como su infancia, su juventud y la relación que sostenía con su padre. ¿Sabe algún ejemplo de ello? Uno de los más destacados es el Sueño causado por el vuelo de una abeja sobre una granada un segundo antes de despertar, donde el uso de los elefantes se hace presente y se dice que estuvieron inspirados en el obelisco de Roma, obra de  Lorenzo Berdini, representando la distorsión del espacio.

Tal y como estamos acostumbrados, otro de los famosos cuadros de Dalí titulado Jirafa en llamas, es un ejemplo más del movimiento surrealista que encabezó el catalán, esta vez con la técnica óleo sobra madera, y el empleo de tonos grises, marrones y negros sobre fondos iluminados para expresar el sentimiento taciturno debido a la guerra, que se presenta en muchas de sus pinturas. ¿Quiere el póster de la inquietante Jirafa en llamas?, búsquelo en IberLibro o descubra nuestra amplia selección de piezas de arte y artículos de colección dedicados al grande maestro del surrealismo, Salvador Dalí.

Colecciones relacionadas

       

Descubra más en IberLibro

Háblanos de tu pasión por el arte!