Diario de un maestro exiliado : Barcelona, 1939-La Habana, 1940

 
9788481917024: Diario de un maestro exiliado : Barcelona, 1939-La Habana, 1940

diario de un maestro exilado,herminio almendros,republicano,espanol,despues del triunfo de las tropas del general franco huye,pasa los pirineos hacia francia y posteriormente hacia cuba.libro Nuevo.ilustrado.

"Sinopsis" puede pertenecer a otra edición de este libro.

Comprar nuevo Ver libro

Gastos de envío: EUR 10,00
De España a Estados Unidos de America

Destinos, gastos y plazos de envío

Añadir al carrito

Los mejores resultados en AbeBooks

1.

Almendros Ibáñez, Emilio
Editorial: Pre-Textos (1995)
ISBN 10: 8481917028 ISBN 13: 9788481917024
Nuevos Tapa blanda Cantidad: 1
Librería
AG Library
(Malaga, España)
Valoración
[?]

Descripción Pre-Textos, 1995. Estado de conservación: New. En el diario, elaborado entre los meses de enero de 1939 y septiembre de 1940, que escribió durante los primeros tiempos de su exilio como republicano español, Herminio Almendros Ibáñez, nos va contando día a día su salida de España, su andadura por Francia y su llegada a Cuba. Como tantos otros españoles que trabajaron al servicio de la República, Almendros cruzó los Pirineos cuando la victoria de las tropas del general Franco ya era un hecho. Allí se convirtió en un refugiado y, después de permanecer en el Rosellón y en el corazón de Francia durante unos meses, huyó a París, donde se mantuvo en la clandestinidad hasta que pudo embarcarse rumbo a América. En el diario nos cuenta el transcurrir cotidiano en esta situación de desgarro, de pérdida, de separación y de futuro incierto. En el momento en que se vio obligado a exiliarse, Herminio Almendros ocupaba el cargo de Inspector Jefe de Educación en la provincia de Barcelona, al tiempo que ejercía como profesor de Didáctica en la Universidad de la capital catalana; era representante de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza y estaba a punto de publicar su tercer libro. También había desarrollado una intensa y variada actividad profesional como maestro y director de un centro escolar vinculado a la Institución Libre de Enseñanza. Su inquietud por mejorar la educación le había llevado a introducir en nuestro país las técnicas didácticas del educador francés Celéstin Freinet, a promover la creación de un movimiento de maestros de enseñanza primaria seguidores de las propuestas de este pedagogo, así como a difundir a través de numerosos artículos las prácticas pedagógicas más innovadoras. Sin embargo, a pesar de pertenecer a la intelectualidad de la República y de formar parte del grupo de personas que lucharon por llevar a cabo los ideales republicanos en la educación, Almendros es prácticamente un desconocido. De hecho, en muchas ocasiones se le presenta sólo como el padre de Néstor, el famoso y premiado cineasta. Este desconocimiento generalizado se debe, sin duda, a que Almendros pertenece a la esfera de la escuela y de la educación, un mundo no siempre reconocido por la sociedad en todo su valor cultural y social. A ello hay que añadir que Herminio Almendros acabó afincándose en Cuba, lo que ha dificultado todavía más el merecido conocimiento, y reconocimiento, que debería tener entre nosotros su actividad profesional, su pensamiento y obra escrita. En el momento en que se vio obligado a exiliarse, Herminio Almendros ocupaba el cargo de Inspector Jefe de Educación en la provincia de Barcelona, al tiempo que ejercía como profesor de Didáctica en la Universidad de la capital catalana; era representante de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza y estaba a punto de publicar su tercer libro. También había desarrollado una intensa y variada actividad profesional como maestro y director de un centro escolar vinculado a la Institución Libre de Enseñanza. Su inquietud por mejorar la educación le había llevado a introducir en nuestro país las técnicas didácticas del educador francés Celéstin Freinet, a promover la creación de un movimiento de maestros de enseñanza primaria seguidores de las propuestas de este pedagogo, así como a difundir a través de numerosos artículos las prácticas pedagógicas más innovadoras. Sin embargo, a pesar de pertenecer a la intelectualidad de la República y de formar parte del grupo de personas que lucharon por llevar a cabo los ideales republicanos en la educación, Almendros es prácticamente un desconocido. De hecho, en muchas ocasiones se le presenta sólo como el padre de Néstor, el famoso y premiado cineasta. Este desconocimiento generalizado se debe, sin duda, a que Almendros pertenece a la esfera de la escuela y de la educación, un mundo no siempre reconocido por la sociedad en todo su valor cultural y social. A ello hay que añadir que Herminio Almendros acabó afincándose en Cuba, lo que ha dificultado todavía más el merecido conocimiento, Nº de ref. de la librería 277400

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 22,00
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: EUR 10,00
De España a Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío

2.

Herminio Almendros
Editorial: Editorial Pre-Textos
ISBN 10: 8481917028 ISBN 13: 9788481917024
Nuevos Encuadernación de tapa blanda Cantidad: 1
Librería
KALAMO LIBROS, S.L.
(Madrid, MADRI, España)
Valoración
[?]

Descripción Editorial Pre-Textos. Encuadernación de tapa blanda. Estado de conservación: Nuevo. 404 pp. En el diario, elaborado entre los meses de enero de 1939 y septiembre de 1940, que escribió durante los primeros tiempos de su exilio como republicano español, Herminio Almendros Ibáñez, nos va contando día a día su salida de España, su andadura por Francia y su llegada a Cuba. Como tantos otros españoles que trabajaron al servicio de la República, Almendros cruzó los Pirineos cuando la victoria de las tropas del general Franco ya era un hecho. Allí se convirtió en un refugiado y, después de permanecer en el Rosellón y en el corazón de Francia durante unos meses, huyó a París, donde se mantuvo en la clandestinidad hasta que pudo embarcarse rumbo a América. En el diario nos cuenta el transcurrir cotidiano en esta situación de desgarro, de pérdida, de separación y de futuro incierto. En el momento en que se vio obligado a exiliarse, Herminio Almendros ocupaba el cargo de Inspector Jefe de Educación en la provincia de Barcelona, al tiempo que ejercía como profesor de Didáctica en la Universidad de la capital catalana; era representante de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza y estaba a punto de publicar su tercer libro. También había desarrollado una intensa y variada actividad profesional como maestro y director de un centro escolar vinculado a la Institución Libre de Enseñanza. Su inquietud por mejorar la educación le había llevado a introducir en nuestro país las técnicas didácticas del educador francés Celéstin Freinet, a promover la creación de un movimiento de maestros de enseñanza primaria seguidores de las propuestas de este pedagogo, así como a difundir a través de numerosos artículos las prácticas pedagógicas más innovadoras. Sin embargo, a pesar de pertenecer a la intelectualidad de la República y de formar parte del grupo de personas que lucharon por llevar a cabo los ideales republicanos en la educación, Almendros es prácticamente un desconocido. De hecho, en muchas ocasiones se le presenta sólo como el padre de Néstor, el famoso y premiado cineasta. Este desconocimiento generalizado se debe, sin duda, a que Almendros pertenece a la esfera de la escuela y de la educación, un mundo no siempre reconocido por la sociedad en todo su valor cultural y social. A ello hay que añadir que Herminio Almendros acabó afincándose en Cuba, lo que ha dificultado todavía más el merecido conocimiento, y reconocimiento, que debería tener entre nosotros su actividad profesional, su pensamiento y obra escrita. Nº de ref. de la librería MAC9788481917024

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 22,00
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: EUR 28,11
De España a Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío