Las Guerras de Carlos III (Spanish Edition)

0 valoración promedio
( 0 valoraciones por Goodreads )
 
9781530136971: Las Guerras de Carlos III (Spanish Edition)

Cuando Carlos III accedió al trono español, el país había disfrutado de un período de paz con sus vecinos europeos. Conseguidas algunas de las metas italianas, y comprobado el irrealismo que significaba seguir aspirando a ganar la hegemonía dentro del continente, España había admitido en Aquisgrán (1748) la necesidad de aceptar un sistema de equilibrios entre las potencias europeas. La asunción de esta realidad continental fue beneficiosa para los españoles, pues había facilitado a Fernando VI la apertura de una etapa de neutralidad que iba a permitir la recuperación de una parte de las fuerzas interiores. Una política de paz y crecimiento que corrió de la mano de políticos reformistas como Ensenada y de hábiles diplomáticos como Carvajal. La primera intención de Carlos fue la de continuar con esta política; sin embargo, las cosas no iban a depender de su mero deseo. El contexto europeo de su reinado en nada favoreció sus explícitas aspiraciones de tranquilidad. En nada colaboraron en favor de la paz el progresivo desmantelamiento del Imperio otomano, el fortalecimiento de Rusia y las tensiones interalemanas provocadas por el ascenso de Prusia, rival cada vez más capacitado frente al viejo Imperio austríaco. Y todavía ayudaron menos, los diversos contenciosos que España mantenía con el manifiesto expansionismo mercantil de Gran Bretaña. En los catorce años que median entre los dos grandes conflictos con Gran Bretaña, entre los años 1774-1775, el Norte de África adquirió un cierto protagonismo al tener que soportar la agresión de las tropas marroquíes a nuestras plazas y peñones, al tiempo que se llevó a cabo una inusitada expedición contra Argel, con el mismo resultado infructuoso que se obtuvieron en ocasiones anteriores. El mundo mediterráneo no fue olvidado por la política exterior Carolina. En el caso de Italia, el Tratado de Aquisgrán de 1748 vino a representar una larga temporada de estabilidad que permitió a los diversos países dedicarse a mejorar su situación interior. Eso facilitó las cosas al monarca español, cuya principal preocupación fue que se mantuviera inalterada la situación existente. Por eso adoptaría durante todo su reinado una actitud protectora de sus queridas tierras napolitanas, así como de los ducados de Parma y Piacenza. Finalmente, en nuestro imperio colonial americano se producen una serie de conflictos que sembrarán la semilla para que en la centuria siguiente se produzca el movimiento emancipador de las mismas. A excepción del levantamiento de Tupac Amaru (1780-1781), los restantes no dieron lugar a grandes enfrentamientos de tropas, si bien se traen aquí como muestra de una situación conflictiva a la que tuvo que hacer frente la corona, precisamente en un momento en el que simultáneamente se enfrentaba a Inglaterra en Pensacola, Gibraltar y Menorca. En definitiva, la política exterior carolina tuvo siempre como norte principal de su actuación el mantener intacta la Monarquía, con especial atención por el tesoro americano, al que desde el inicio del reinado se trató de preservar ante las demás potencias europeas, sobre todo frente al pujante Imperio británico. Esa necesidad primordial y el hecho de que la dinastía hermana francesa estuviera en idénticas condiciones frente a los ingleses, propició la alianza estructural de la España carolina con el vecino país. Y esa necesidad fue también la que le llevó a Carlos a romper lo que resultaba su deseo más preciado: mantener la paz con el exterior al objeto de invertir todos sus desvelos en el progreso del interior peninsular. Sin embargo, en el tablero de ajedrez internacional las colonias españolas eran una pieza muy codiciada que debían ser defendidas con uñas y dientes. La economía española no podía permitirse su pérdida y un monarca absoluto como Carlos tampoco. Ya lo dijo al principio de su reinado: nada quiero, pero que nada me quiten. Y para que nada le quitaran no dudó en obtener los recursos necesarios para hacer la guerra.

"Sinopsis" puede pertenecer a otra edición de este libro.

About the Author:

Agustín Alcázar Segura es general de brigada de Infantería del Ejército de Tierra Español, Diplomado de Estado Mayor, actualmente en situación de retirado. De su larga vida profesional cabe destacar, además de sus destinos de mando en unidades del arma y en Estados Mayores, su destino en la Escuela de Estado Mayor del Ejército de Tierra. Primero como profesor de táctica y más tarde como jefe del Grupo de Estrategia, materia en la que tenía un peso muy importante la historia militar. Además, ha sido Jefe de la Sección de Doctrina de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército (EME) y Subdirector de Doctrina del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC). Asiduo conferenciante en diversos foros, es autor de más de un centenar de artículos sobre Táctica, Estrategia y Logística, así como del libro La anexión y guerra de Santo Domingo o Historia Militar de la Reconquista entre otros. Todos disponibles en Amazon.

"Sobre este título" puede pertenecer a otra edición de este libro.

Comprar nuevo Ver libro

Gastos de envío: GRATIS
De Reino Unido a Estados Unidos de America

Destinos, gastos y plazos de envío

Añadir al carrito

Los mejores resultados en AbeBooks

1.

Agustin Alcazar Segura
Editorial: Createspace Independent Publishing Platform, United States (2016)
ISBN 10: 1530136970 ISBN 13: 9781530136971
Nuevos Paperback Cantidad: 10
Impresión bajo demanda
Librería
The Book Depository
(London, Reino Unido)
Valoración
[?]

Descripción Createspace Independent Publishing Platform, United States, 2016. Paperback. Estado de conservación: New. Language: Spanish . Brand New Book ***** Print on Demand *****.Cuando Carlos III accedio al trono espanol, el pais habia disfrutado de un periodo de paz con sus vecinos europeos. Conseguidas algunas de las metas italianas, y comprobado el irrealismo que significaba seguir aspirando a ganar la hegemonia dentro del continente, Espana habia admitido en Aquisgran (1748) la necesidad de aceptar un sistema de equilibrios entre las potencias europeas. La asuncion de esta realidad continental fue beneficiosa para los espanoles, pues habia facilitado a Fernando VI la apertura de una etapa de neutralidad que iba a permitir la recuperacion de una parte de las fuerzas interiores. Una politica de paz y crecimiento que corrio de la mano de politicos reformistas como Ensenada y de habiles diplomaticos como Carvajal. La primera intencion de Carlos fue la de continuar con esta politica; sin embargo, las cosas no iban a depender de su mero deseo. El contexto europeo de su reinado en nada favorecio sus explicitas aspiraciones de tranquilidad. En nada colaboraron en favor de la paz el progresivo desmantelamiento del Imperio otomano, el fortalecimiento de Rusia y las tensiones interalemanas provocadas por el ascenso de Prusia, rival cada vez mas capacitado frente al viejo Imperio austriaco. Y todavia ayudaron menos, los diversos contenciosos que Espana mantenia con el manifiesto expansionismo mercantil de Gran Bretana. En los catorce anos que median entre los dos grandes conflictos con Gran Bretana, entre los anos 1774-1775, el Norte de Africa adquirio un cierto protagonismo al tener que soportar la agresion de las tropas marroquies a nuestras plazas y penones, al tiempo que se llevo a cabo una inusitada expedicion contra Argel, con el mismo resultado infructuoso que se obtuvieron en ocasiones anteriores. El mundo mediterraneo no fue olvidado por la politica exterior Carolina. En el caso de Italia, el Tratado de Aquisgran de 1748 vino a representar una larga temporada de estabilidad que permitio a los diversos paises dedicarse a mejorar su situacion interior. Eso facilito las cosas al monarca espanol, cuya principal preocupacion fue que se mantuviera inalterada la situacion existente. Por eso adoptaria durante todo su reinado una actitud protectora de sus queridas tierras napolitanas, asi como de los ducados de Parma y Piacenza. Finalmente, en nuestro imperio colonial americano se producen una serie de conflictos que sembraran la semilla para que en la centuria siguiente se produzca el movimiento emancipador de las mismas. A excepcion del levantamiento de Tupac Amaru (1780-1781), los restantes no dieron lugar a grandes enfrentamientos de tropas, si bien se traen aqui como muestra de una situacion conflictiva a la que tuvo que hacer frente la corona, precisamente en un momento en el que simultaneamente se enfrentaba a Inglaterra en Pensacola, Gibraltar y Menorca. En definitiva, la politica exterior carolina tuvo siempre como norte principal de su actuacion el mantener intacta la Monarquia, con especial atencion por el tesoro americano, al que desde el inicio del reinado se trato de preservar ante las demas potencias europeas, sobre todo frente al pujante Imperio britanico. Esa necesidad primordial y el hecho de que la dinastia hermana francesa estuviera en identicas condiciones frente a los ingleses, propicio la alianza estructural de la Espana carolina con el vecino pais. Y esa necesidad fue tambien la que le llevo a Carlos a romper lo que resultaba su deseo mas preciado: mantener la paz con el exterior al objeto de invertir todos sus desvelos en el progreso del interior peninsular. Sin embargo, en el tablero de ajedrez internacional las colonias espanolas eran una pieza muy codiciada que debian ser defendidas con unas y dientes. La economia espanola no podia permitirse su perdida y un monarca absoluto como Carlos tampoco. Ya lo dijo al principio de su reinado: nada quiero, pero que nada me quiten. Y para que nada le quitaran no du. Nº de ref. de la librería APC9781530136971

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 15,13
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: GRATIS
De Reino Unido a Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío

2.

Alcazar Segura, Agustin
ISBN 10: 1530136970 ISBN 13: 9781530136971
Nuevos Cantidad: > 20
Impresión bajo demanda
Librería
Pbshop
(Wood Dale, IL, Estados Unidos de America)
Valoración
[?]

Descripción 2016. PAP. Estado de conservación: New. New Book. Shipped from US within 10 to 14 business days. THIS BOOK IS PRINTED ON DEMAND. Established seller since 2000. Nº de ref. de la librería IQ-9781530136971

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 12,74
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: EUR 3,34
A Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío

3.

Agustin Alcazar Segura
Editorial: Createspace Independent Publishing Platform, United States (2016)
ISBN 10: 1530136970 ISBN 13: 9781530136971
Nuevos Paperback Cantidad: 10
Impresión bajo demanda
Librería
The Book Depository US
(London, Reino Unido)
Valoración
[?]

Descripción Createspace Independent Publishing Platform, United States, 2016. Paperback. Estado de conservación: New. Language: Spanish . Brand New Book ***** Print on Demand *****. Cuando Carlos III accedio al trono espanol, el pais habia disfrutado de un periodo de paz con sus vecinos europeos. Conseguidas algunas de las metas italianas, y comprobado el irrealismo que significaba seguir aspirando a ganar la hegemonia dentro del continente, Espana habia admitido en Aquisgran (1748) la necesidad de aceptar un sistema de equilibrios entre las potencias europeas. La asuncion de esta realidad continental fue beneficiosa para los espanoles, pues habia facilitado a Fernando VI la apertura de una etapa de neutralidad que iba a permitir la recuperacion de una parte de las fuerzas interiores. Una politica de paz y crecimiento que corrio de la mano de politicos reformistas como Ensenada y de habiles diplomaticos como Carvajal. La primera intencion de Carlos fue la de continuar con esta politica; sin embargo, las cosas no iban a depender de su mero deseo. El contexto europeo de su reinado en nada favorecio sus explicitas aspiraciones de tranquilidad. En nada colaboraron en favor de la paz el progresivo desmantelamiento del Imperio otomano, el fortalecimiento de Rusia y las tensiones interalemanas provocadas por el ascenso de Prusia, rival cada vez mas capacitado frente al viejo Imperio austriaco. Y todavia ayudaron menos, los diversos contenciosos que Espana mantenia con el manifiesto expansionismo mercantil de Gran Bretana. En los catorce anos que median entre los dos grandes conflictos con Gran Bretana, entre los anos 1774-1775, el Norte de Africa adquirio un cierto protagonismo al tener que soportar la agresion de las tropas marroquies a nuestras plazas y penones, al tiempo que se llevo a cabo una inusitada expedicion contra Argel, con el mismo resultado infructuoso que se obtuvieron en ocasiones anteriores. El mundo mediterraneo no fue olvidado por la politica exterior Carolina. En el caso de Italia, el Tratado de Aquisgran de 1748 vino a representar una larga temporada de estabilidad que permitio a los diversos paises dedicarse a mejorar su situacion interior. Eso facilito las cosas al monarca espanol, cuya principal preocupacion fue que se mantuviera inalterada la situacion existente. Por eso adoptaria durante todo su reinado una actitud protectora de sus queridas tierras napolitanas, asi como de los ducados de Parma y Piacenza. Finalmente, en nuestro imperio colonial americano se producen una serie de conflictos que sembraran la semilla para que en la centuria siguiente se produzca el movimiento emancipador de las mismas. A excepcion del levantamiento de Tupac Amaru (1780-1781), los restantes no dieron lugar a grandes enfrentamientos de tropas, si bien se traen aqui como muestra de una situacion conflictiva a la que tuvo que hacer frente la corona, precisamente en un momento en el que simultaneamente se enfrentaba a Inglaterra en Pensacola, Gibraltar y Menorca. En definitiva, la politica exterior carolina tuvo siempre como norte principal de su actuacion el mantener intacta la Monarquia, con especial atencion por el tesoro americano, al que desde el inicio del reinado se trato de preservar ante las demas potencias europeas, sobre todo frente al pujante Imperio britanico. Esa necesidad primordial y el hecho de que la dinastia hermana francesa estuviera en identicas condiciones frente a los ingleses, propicio la alianza estructural de la Espana carolina con el vecino pais. Y esa necesidad fue tambien la que le llevo a Carlos a romper lo que resultaba su deseo mas preciado: mantener la paz con el exterior al objeto de invertir todos sus desvelos en el progreso del interior peninsular. Sin embargo, en el tablero de ajedrez internacional las colonias espanolas eran una pieza muy codiciada que debian ser defendidas con unas y dientes. La economia espanola no podia permitirse su perdida y un monarca absoluto como Carlos tampoco. Ya lo dijo al principio de su reinado: nada quiero, pero que nada me quiten. Y para que nada le quitaran no du. Nº de ref. de la librería APC9781530136971

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 16,16
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: GRATIS
De Reino Unido a Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío

4.

Agustin Alcazar Segura
Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform
ISBN 10: 1530136970 ISBN 13: 9781530136971
Nuevos Paperback Cantidad: > 20
Impresión bajo demanda
Librería
BuySomeBooks
(Las Vegas, NV, Estados Unidos de America)
Valoración
[?]

Descripción CreateSpace Independent Publishing Platform. Paperback. Estado de conservación: New. This item is printed on demand. Paperback. 232 pages. Dimensions: 9.0in. x 6.0in. x 0.5in.Cuando Carlos III accedi al trono espaol, el pas haba disfrutado de un perodo de paz con sus vecinos europeos. Conseguidas algunas de las metas italianas, y comprobado el irrealismo que significaba seguir aspirando a ganar la hegemona dentro del continente, Espaa haba admitido en Aquisgrn (1748) la necesidad de aceptar un sistema de equilibrios entre las potencias europeas. La asuncin de esta realidad continental fue beneficiosa para los espaoles, pues haba facilitado a Fernando VI la apertura de una etapa de neutralidad que iba a permitir la recuperacin de una parte de las fuerzas interiores. Una poltica de paz y crecimiento que corri de la mano de polticos reformistas como Ensenada y de hbiles diplomticos como Carvajal. La primera intencin de Carlos fue la de continuar con esta poltica; sin embargo, las cosas no iban a depender de su mero deseo. El contexto europeo de su reinado en nada favoreci sus explcitas aspiraciones de tranquilidad. En nada colaboraron en favor de la paz el progresivo desmantelamiento del Imperio otomano, el fortalecimiento de Rusia y las tensiones interalemanas provocadas por el ascenso de Prusia, rival cada vez ms capacitado frente al viejo Imperio austraco. Y todava ayudaron menos, los diversos contenciosos que Espaa mantena con el manifiesto expansionismo mercantil de Gran Bretaa. En los catorce aos que median entre los dos grandes conflictos con Gran Bretaa, entre los aos 1774-1775, el Norte de frica adquiri un cierto protagonismo al tener que soportar la agresin de las tropas marroques a nuestras plazas y peones, al tiempo que se llev a cabo una inusitada expedicin contra Argel, con el mismo resultado infructuoso que se obtuvieron en ocasiones anteriores. El mundo mediterrneo no fue olvidado por la poltica exterior Carolina. En el caso de Italia, el Tratado de Aquisgrn de 1748 vino a representar una larga temporada de estabilidad que permiti a los diversos pases dedicarse a mejorar su situacin interior. Eso facilit las cosas al monarca espaol, cuya principal preocupacin fue que se mantuviera inalterada la situacin existente. Por eso adoptara durante todo su reinado una actitud protectora de sus queridas tierras napolitanas, as como de los ducados de Parma y Piacenza. Finalmente, en nuestro imperio colonial americano se producen una serie de conflictos que sembrarn la semilla para que en la centuria siguiente se produzca el movimiento emancipador de las mismas. A excepcin del levantamiento de Tupac Amaru (1780-1781), los restantes no dieron lugar a grandes enfrentamientos de tropas, si bien se traen aqu como muestra de una situacin conflictiva a la que tuvo que hacer frente la corona, precisamente en un momento en el que simultneamente se enfrentaba a Inglaterra en Pensacola, Gibraltar y Menorca. En definitiva, la poltica exterior carolina tuvo siempre como norte principal de su actuacin el mantener intacta la Monarqua, con especial atencin por el tesoro americano, al que desde el inicio del reinado se trat de preservar ante las dems potencias europeas, sobre todo frente al pujante Imperio britnico. Esa necesidad primordial y el hecho de que la dinasta hermana francesa estuviera en idnticas condiciones frente a los ingleses, propici la alianza estructural de la Espaa carolina con el vecino pas. Y esa necesidad fue tambin la que le llev a Carlos a romper lo que resultaba su deseo ms preciado: mantener la paz con el exterior al objeto de invertir todos sus desvelos en el progreso del interior peninsular. Sin embargo, en el tablero de ajedrez internacional las colonias espaolas eran una pieza muy codiciada que deban ser defendidas con uas y dientes. La economa espaola no poda permitirse su prdida y un monarca absoluto como Carlos tampoco. Ya lo dijo al principio de su reinado: nada quiero, pero que nada me quiten. Y para que nada le quitaran no dud en obtener los recursos This item ships from La Vergne,TN. Paperback. Nº de ref. de la librería 9781530136971

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 16,33
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: EUR 3,30
A Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío

5.

Alcazar Segura, Agustin
ISBN 10: 1530136970 ISBN 13: 9781530136971
Nuevos Cantidad: > 20
Impresión bajo demanda
Librería
Books2Anywhere
(Fairford, GLOS, Reino Unido)
Valoración
[?]

Descripción 2016. PAP. Estado de conservación: New. New Book. Delivered from our UK warehouse in 3 to 5 business days. THIS BOOK IS PRINTED ON DEMAND. Established seller since 2000. Nº de ref. de la librería IQ-9781530136971

Más información sobre esta librería | Hacer una pregunta a la librería

Comprar nuevo
EUR 11,89
Convertir moneda

Añadir al carrito

Gastos de envío: EUR 10,18
De Reino Unido a Estados Unidos de America
Destinos, gastos y plazos de envío