Mitologia del Judaismo: Yahveh, Mitologia Judia, Diluvio Universal, Becerro de Oro, Adan, Lilit, Arboles del Paraiso, Leviatan, Henoc, Cabala

 
9781231414880: Mitologia del Judaismo: Yahveh, Mitologia Judia, Diluvio Universal, Becerro de Oro, Adan, Lilit, Arboles del Paraiso, Leviatan, Henoc, Cabala

Fuente: Wikipedia. Páginas: 82. Capítulos: Yahveh, Mitología judía, Diluvio universal, Becerro de oro, Adán, Lilit, Árboles del Paraíso, Leviatán, Henoc, Cábala, Nefilim, Lucifer, Adán y Eva, Sefirot, Sansón, Arca de Noé, Diablo, Ismael, Golem, Pacto con el Diablo, Torre de Babel, Tzadikim, Qlifot, Azrael, Esaú, Behemot, Árbol de la vida, Grigori, Báculo, Taré, Goliat, Samael, Sancta sanctorum, Rahab, Harán, Tiféret, Naamá, Ziz, Gog, Tagirion, Sefer Raziel HaMalach, Kéter, Lamec, Hod, Jesed, Jojmá, Biná, Yihweh, Dybbuk, A'arab Zaraq, Dáat, Satariel, Nammá, Taumiel, Yesod, Ghagiel, Gevurá, Sebaot, Netsaj, Golajab, Gha'agsheblah, Maljut, Benthameleón, Baalberit. Extracto: Yahveh (en hebreo ????, YHWH) y sus variantes conjeturales Yahweh, Yahvé, Jah, Yavé, Iehová, Jehovah y Jehová, es el nombre propio utilizado en la Biblia para designar a la deidad suprema de las religiones judeocristianas (en adelante Dios). En su forma hebrea (sin que se sepa su pronunciación exacta) es, según la Biblia, la frase que utiliza Dios para referirse a sí mismo, siendo su significado una descripción de su propia naturaleza. El tetragrámaton en alfabeto fenicio (1100 a. C. a 300), alfabeto arameo (siglo X a. C. a siglo I) y hebreo moderno. El sentido de los nombres Yahveh (Y H V H) ha sido interpretado de formas muy diversas y se discute su origen cultural. Aunque Elohim siempre dijo que seria llamado Yahveh en el génesis. En el tiempo que el pueblo fue llevado en esclavitud a babilonia estaba prohibido pronunciar su nombre, ya que era sagrado, así que fue creada esta interpretación. Al estar formado por cuatro consonantes hebreas -Y, H, V, H- iud, hei, vav, hei - se denomina también tetragrámaton (es decir, palabra compuesta de cuatro letras). La combinación de esas cuatro letras (tetragrama) permitía evadir el problema de cómo leerlo correctamente. Pero la mayoría de los eruditos hacen notar que el verbo hebreo hayah no designa una mera existencia sino una presencia viva y activa, y ...

"Sinopsis" puede pertenecer a otra edición de este libro.

(Ningún ejemplar disponible)

Buscar:



Crear una petición

Si conoce el autor y el título del libro pero no lo encuentra en IberLibro, nosotros podemos buscarlo por usted e informarle por e-mail en cuanto el libro esté disponible en nuestras páginas web.

Crear una petición